Don Polidoro Castiblanco

dcb

 
 

¡Ay don Polidoro! Toda una vida viviendo en Pasquilla, trabajando por la comunidad… sin ningún interés; solo el de aportar para que todas y todos tengan una mejor calidad de vida.
Hijo de esta tierra, nació en 1949, estudió hasta cuarto de primaria en la escuela de Pasquilla y se casó con doña Lucila Villarraga, con quien tuvo tres hijos que trabajan hoy día en la ciudad. él sigue viviendo con su esposa en su tierra, dedicado a la ganadería y al negocio de la leche, pero sobre todo a manejar incansablemente y desde hace 12 años el acueducto de Piedra Parada. Nunca ha cobrado por realizar esta labor vital para toda la comunidad. Conocedor y experto empírico del funcionamiento de los acueductos y preocupado por todo lo que les atañe, como certificaciones y normatividades exigidas. Su liderazgo no solo es palpable allí, entre 1992 y 1998 fue presidente de la junta de acción comunal de Pasquilla, desde donde generó procesos conjuntos con la JAL y la alcaldía, con resultados positivos para el desarrollo de los acueductos y la gestión del predio para la construcción del Colegio.

Con un poco de nostalgia recuerda los buenos tiempos de la agricultura, la época del trigo, que se terminó cuando aprobaron su importación desde otros países que lo producían a precios bajos; luego el haba que siempre fue cultivada en la región, pero por un médico científico que dijo que producía cáncer, bajó tanto la demanda de este fruto, al punto de casi no cultivarse; de ahí las nuevas formas de producir: la ganadería, la papa y la leche.
Digno representante de la cultura campesina, donador de tiempo y de trabajo sin insinuar queja alguna, don Polidoro es un campesino de raca mandraca ¡carajo!

Anuncios