Don Cristino Bravo

dcb

Don Cristino Bravo es un habitante de El Verjón y uno de los líderes his¬tóricos del territorio, a quien todavía hoy la gente le dice patrón. Nació y se crió en el campo, en la hacienda Quebradahonda, construida en 1906 por orden de su padre don Segundo Bravo, quien fue capitán del ejército y participó en la batalla de los Mochuelos al lado del general Tomás Cipriano de Mosquera. Don Cristino cuenta de cuando estudió interno en el colegio Salesiano de San Juan Bosco de Bogotá: “lo bueno era que nos llevaban en ferrocarril a Cachipay, tierra calientica (…) recuerdo que en la calle 14 con 8 había una sirena que pitaba a las 12:00 meridiano en punto”. Ya adulto se dedicó a la cría de ganado y a vender productos lácteos.
Dicen que Don Cristino tenía muy buenas relaciones con las autoridades de Chapinero, así que ayudó a construir la escuela de El Manzano en te¬rrenos de Quebradahonda. Fundó y dirigió por más de una década la Junta de Acción Comunal desde 1973, y gestionó la acometida de la energía eléctrica, la construcción de la carretera que comunica con Choachí y la operación de Transoriente, empresa que desde 1980 permite la conec¬tividad a la vereda. A sus 90 años es soltero, aunque estuvo a punto de casarse con Verónica Flórez y con otra mujer que se quedó con el vestido puesto. Por todo esto y por sus gestiones para el desarrollo, la gente del territorio lo queremos y lo respetamos mucho.

Anuncios